Emociones. Amigas o Enemigas. ¿Puedo cambiar la forma de relacionarme con ellas?

0

Las emociones son una parte fundamental de toda vida humana, siendo muchas veces la causa más inmediata del sufrimiento.

A algunas de nuestras emociones como el odio, la tristeza o el miedo, las llamamos emociones negativas, ya que generan en las personas estados de malestar e insatisfacción. Aquí las llamaremos emociones desagradables o dolorosas, puesto que, si bien es cierto provocan estados de dolor, todas ellas tienen una razón de ser, la cual debería ayudarnos a resolver conflictos en lugar de a crearlos.

¿Por qué muchas veces nos hacen sufrir? Porque luchamos contra ellas en lugar de aprender a reconocerlas y regularlas.

Definición y Origen de las Emociones

Las emociones se originaron en los seres vivos como mecanismos que facilitaban la toma de decisiones ante la extensa estimulación presentada en su hábitat. ¿Qué hacer si me persigue un león? ¿Y si mis crías tienen sed? ¿Me acerco o huyo?

Las emociones son fundamentales, sin ellas no podríamos recordar, aprender ni tener relaciones sociales. Son respuestas que elaboramos ante un determinado estímulo. Se trata de información que nos da nuestro cerebro ante una determinada situación, empujándonos a reaccionar de diversas maneras.

Determinadas emociones (miedo, tristeza, rabia), cuando se vuelven crónicas, llegan a ser perjudiciales para la salud y las relaciones personales. Ignorar o reprimir una emoción no solo no evita sus consecuencias negativas, sino que las intensifica. La alternativa sería regular la emoción, expresarla conscientemente.

Regulación Emocional

La “Regulación Emocional” es la capacidad para manejar las emociones de forma apropiada. Es el proceso por el cual uno influye en qué tipo de emociones siente, cuándo las siente, cómo las experimenta, cuánto duran y cómo las expresa. Pero antes de la regulación emocional, tenemos que aprender a desarrollar la “conciencia emocional”, de hecho, solo cuando seamos capaces de reconocer las emociones en nosotros, podremos pasar a regularlas.

La “Conciencia Emocional” es el soporte inicial y fundamental para llevar a cabo un proceso de regulación de emociones.

Conciencia Plena

Una de las cosas que más sufrimiento añade a las experiencias dolorosas es alimentar la emociones con pensamientos negativos recurrentes (juicios, evaluaciones, interpretaciones…).

A través de la “Atención Plena”, podemos:

  • Observar los matices de la emociones; es fundamental tomar conciencia de cada emoción, ya que todas ellas son valiosa información personal (necesidades, deseos, miedos…).

  • Crear una pausa entre el estímulo y la respuesta; no te dejes arrastrar por la emoción, ni por los pensamientos recurrentes asociados a ellas.

  • Modular la respuesta; ¿qué emociones debo expresar y cuáles es mejor dejar pasar hasta que se debiliten?

Para terminar, os propongo un sencillo ejercicio:
Durante esta semana, fíjate qué grado de conexión tienes con lo que está pasando a través de formularte estas preguntas:

Día de la semana:

¿Cuál fue la experiencia?

¿Fui consciente de los sentimientos desagradables?

¿Pude detallar las sensaciones corporales?

¿Qué pensamientos, emociones o sensaciones aparecieron?

¿Qué emociones aparecen ahora al recordarlo?

Tener conciencia de las propias emociones y regularlas, nos permitirá conocer las propias capacidades y limitaciones de nuestras vivencias emocionales, ayudándonos a desarrollar una vida más plena y sencilla.

Psicología Positiva: las fortalezas psicológicas

0
fortalezas psicologicas

En las últimas décadas, la Psicología Positiva ha desarrollado un campo de investigación dirigido a descubrir las variables que se relacionan con las emociones más positivas del ser humano. Esta visión destaca la importancia de los recursos personales y puntos fuertes de cada persona y lo integra dentro de la evaluación e intervención clásica debido a su importancia para superar y hacer frente a las dificultades que puedan aparecer.

¿Qué es una fortaleza psicológica?

Una fortaleza psicológicaes una característica personal que favorece la adaptación de la persona a circunstancias difíciles y permite el crecimiento y desarrollo del individuo. Son universales, es decir, no depende de la cultura en la que se encuentre la persona para poder poseerla. Del mismo modo, son mensurables, se manifiestan en pensamientos, emociones y conductas de la persona que la posee.

La fortaleza resulta valiosa por sí misma, independientemente de los beneficios o resultados que pueda llegar a tener. Normalmente son características estables y presentes en todos los ámbitos del individuo.

¿Cuáles son las fortalezas psicológicas?

Existen un total de 24 fortalezas agrupadas en 6 valores o virtudes.

  1. Valor sabiduría y conocimiento: recoge fortalezas relacionadas con el conocimiento.
    • Creatividad.
    • Curiosidad.
    • Apertura a la experiencia.
    • Deseo de aprender.
    • Perspectiva.
  2. Valor coraje: hace referencia a fortalezas que nos impulsan a la consecución de metas a pesar de las dificultades del camino.
    •  Valor.
    • Perseverancia.
    • Vitalidad.
    • Integridad.
  3. Valor humanidad: aquellas fortalezas relacionadas con las relaciones interpersonales.
    • Amabilidad.
    • Inteligencia social.
    • Intimidad.
  4. Valor justicia: fortalezas que favorecen la una vida comunitaria.
    • Ciudadanía.
    • Justicia.
    • Liderazgo.
  5. Valor Templanza: incluye las fortalezas que ofrecen protección ante excesos.
    • Autorregulación.
    • Prudencia.
    • Perdón.
    • Humildad.
  6. Valor transcendencia: fortalezas relacionadas con el sentido de la vida.
    • Apreciación de la belleza.
    • Gratitud.
    • Optimismo.
    • Humor.
    • Espiritualidad.

Importancia de las fortalezas en terapia psicológica.

La perspectiva de la Psicología Positiva supone un avance en terapia. Un avance hacia la búsqueda de los factores relacionados con aquellas características que nos ayudan a mantener una salud psicológica. Así, en el trabajo de la terapia podemos identificar las fortalezas de los pacientes que acuden y utilizarlas para que consiga realizar un afrontamiento adaptativo del problema en cuestión. Conseguir afrontar el sufrimiento, superarlo y conseguir bienestar y equilibrio utilizando los puntos fuertes de la persona.

 

La Importancia de la Motivación

0

¿Qué es la motivación?

La motivación es un concepto esencial en la psicología. Es un estado interno que tiene la persona que activa, dirige y mantiene su conducta hacia las metas u objetivos fijados. Se puede decir que es un impulso que activa a la persona a hacer determinadas acciones y persistir en ella.

Tipos de motivación

Imagen relacionada

  • Motivación extrínseca vs intrínseca: la motivación extrínseca se caracteriza por el impulso a actuar que previene del exterior y de la actividad que realicemos. En realidad, estamos motivados por las recompensas externas que se obtienen al lograr el objetivo (ejemplo dinero o reconocimiento). Sin embargo, la motivación intrínseca el impulso que sentimos para realizar algo proviene de nuestro interior y no de una recompensa externa.
  • Motivación positiva vs negativa: motivación positiva se caracteriza por tener el impulso de realizar alguna actividad y ser persistente, porque tenemos como recompensa algo positivo. Por el contrario, la motivación negativa es lo que nos ayuda ha realizar algo es la evitación de una consecuencia desagradable (ejemplo alguna humillación o castigo)
  • Motivación primaria vs social: la primaria se caracteriza por que el individuo quiere mantener su estado de homeostasis o equilibrio en el organismo. Es una motivación innata, ayuda a la supervivencia, se basan en la cobertura de necesidades biológicas y están presentes en todos los seres vivos. La social, se relaciona con la interacción entre individuos, e incluye la violencia o agresión, que se da si existen ciertas claves externas que la desencadenan o bien, provienen de frustraciones.

En definitiva, estos tipos de motivación no se dan de manera aislada si no que se relacionan entre ellas. Y van a depender de cada tipo de personas.

El Síndrome Del Niño Tirano

0
niño tirano

Insultos, falta de respecto violencia física o verbal, son algunas de las conductas que estos niños manifiestan a sus padres. Son los niños los que los que acaban por dominar a sus padres, éstos ya no tienen autoridad para imponer normas o castigos, los niños se han hecho con el control.

¿Qué es el Síndrome del Niño Tirano?

El Síndrome del Emperador o tirano es un trastorno de conducta que afecta a niños y adolescentes, en la que éstos acaban desafiando a los padres.

Los niños sienten que tienen el control. Bien sea porque los padres le hayan dado muchos privilegios y no han sido muy conscientes en imponer normal y límites en el hogar o, porque no han podido hacer frente a tiempo a las primeras rabietas y demandas del niño. Esto da como resultado que el niño sólo manifieste una relación exigente hacia los padres. Cuando éstos no cumplen sus deseos puede llegar a realizar insultos, amenazas, o incluso en los casos más extremos atacarlos físicamente.

Características del niño

Los niños con Síndrome de Emperador imponen lo que se va a hacer en la familia. No sólo lo que van a hacer ellos, también lo que van a hacer los demás miembros del ámbito familiar.

Son niños que se caracterizan por tener:

  • Baja tolerancia
  • Escasos recursos de solución de problemas
  • Centrados en su mismo
  • Baja empatía
  • No admiten normas
  • Suele tener baja autoestima

¿Cómo puedo hacer enfrente si mi hijo presenta este comportamiento?

Algunas reglas para intentar combatir la conducta de hijo, aunque en algunos casos necesita ayuda de un especialista para lograrlo de manera eficaz:

  • Establecer reglas claras: ambos padres deben ponerse de acuerdo para establecer las normas.
  • Mostrarse firmes
  • No mostrar actitud amenazante: esta actitud transmite inseguridad al niño y sólo se consigue aumentar la tendencia de negación en el niño.
  • No negarle todo de repente después de haberle permitido todo

Educar no es una tarea fácil y debe incluir a ciertas dosis de frustración para equilibrar el infinito amor que sentimos por nuestros hijos. Si los padres ejercen su autoridad con cariño y constancia, los impulsos del pequeño de imponer su voluntad se va a ir  reduciendo.

Síndrome de Pica o Alotrofagia

0
trastorno-pica

Existen distintos tipos de trastornos de alimentación, como la anorexia o la bulimia. Éstos son conocidos por la mayoría de las personas, y otros no tanto como es el Síndrome de la pica o alotrofagia, muy característicos en niños.

¿Qué es la Alotrofagia?

Es un desorden alimenticio que se caracteriza por un deseo incontrolable de ingerir
sustancias que no son nutritivas para el cuerpo como, por ejemplo, hormigas, tierra, insectos, papel, madera, plásticos…

Este síndrome se asocia a niños con ciertas dificultades cognitivas y a otros desórdenes del desarrollo, por ejemplo, el autismo.

Síntomas

Uno de los principales síntomas es el consumo continuado de sustancias sin ningún tipo de valor nutricional. Para que sea considerada un trastorno, este síntoma debe llevar a la persona sufrir algún riesgo en su salud física.

Los peligros que pueden venir tras consumir estas sustancias no nutritivas dependerán de cuál sea la elegida por el individuo. Puede llegar a la persona a presentar síntomas similares a la anorexia, al no comer suficientes alimentos reales.

Y no sólo la anorexia, en el caso que la persona derive este consumo de sustancias no nutritivas a otras más peligrosas como, por ejemplo, piedras o pintura, puede llevar a la persona a que sufra un cuadro de intoxicación.

Inicio y curso del síndrome de Pica

Suele tener su inicio en la infancia. En algunos casos puede llegar a durar varios
meses y remite, aunque puede persistir hasta la adolescencia y en raros casos hasta
la edad adulta.

Trastornos Disociativos: despersonalización y desrealización

0

¿Alguna vez has tenido la sensación de salir de tu propio cuerpo y observar lo que estás haciendo desde otra perspectiva? ¿Has sentido la extraña sensación de no conocer nada de lo que te rodea, que todo de repente te parezca extraño a pesar de que las personas de tu alrededor y el lugar dónde te encuentres sean perfectamente conocidos por ti? ¿Quizás hayas tenido la sensación de que tu realidad es como una “película” externa?

Estas dos sensaciones son las llamadas despersonalización desrealización, de las que hablaremos en este artículo.

Aunque estos síntomas son alteraciones en la experiencia subjetiva de la realidad, no se trata de una forma de psicosis. Las personas que los sufren son capaces de distinguir entre sus propias experiencias internas y la realidad objetiva externa.

Síntomas

Despersonalización

  • Tener la sensación de ser un observador externo de los pensamientos, sentimientos o tener la sensación de estar flotando.
  • Sentir algo parecido a ser un robot o no estar en control del habla o de otros movimientos.
  • Sentir que el cuerpo, piernas o brazos están distorsionados o alargados.
  • Enlentecimiento de las respuestas al mundo externo, entumecimiento emocional o físico de los sentidos.
  • Tener la sensación de que los recuerdos no van unidos a emociones, y de que puede que no sean los propios recuerdos.

Desrealización

  • Tener la sensación de que las situaciones externas son poco familiares, como si se estuviera viviendo en una película.
  • Sentirse desconectado emocionalmente de la gente cercana.
  • El ambiente externo parece distorsionado, artificial, incoloro o sin claridad.
  • Distorsiones en la percepción del tiempo, como eventos recientes sentidos como el pasado distante.
  • Distorsiones sobre la distancia, tamaño y forma de objetos.

Causas

No se conoce la causa exacta de este trastorno, aunque han sido identificados factores de riesgo biopsicosociales. Los precipitadores inmediatos más comunes del trastorno tienen que ver con episodios de estrés severos, abusos en la infancia, muertes de personas cercanas, o traumas importantes (cualquier hecho en el que la personas haya visto que su vida e integridad física estaba en peligro). Aunque aún no se tienen demasiados datos sobre la neurobiología de este trastorno, hay evidencias de que el córtex prefrontal podría inhibir circuitos neuronales que normalmente forman el sustrato emocional de la experiencia.

Tratamiento psicológico

Cuando las sensaciones de despersonalización o desrealización se convierten en frecuentes, pueden ser un signo de padecer un trastorno de disociación o de otra enfermedad mental. En estos casos, cuando se trata el trastorno principal, normalmente los síntomas disociativos desaparecen por sí solos.

Es importante saber que cuando el trastorno de despersonalización cursa como una patología independiente, los tratamientos y terapias que existen en la actualidad no lo eliminan, sino que ayudan a convivir con el trastorno de la mejor manera posible.

Mediante la terapia psicológica se pretende ayudar a los pacientes a reinterpretar las síntomas de forma no amenazante. La elección de las técnicas terapéuticas adecuadas las determinará el psicólogo especializado teniendo en cuenta la morfología de los síntomas así como

La importancia de perdonar

0

Perdonar es un acto de afecto hacia uno mismo, aunque la mayoría de las personas asocian el perdón únicamente con el amor hacia el otro. Cuando perdonas estás avanzando tú.

Es verdad que perdonar no es fácil y va a depender de la magnitud del daño que una persona haya sentido. Tanto la persona que pide perdón como la que perdona, consiguen una paz interior que es muy difícil de conseguir por otros medios, por lo que conviene practicarlo siempre que sea necesario.

El pedir perdón tiene sus beneficios, el primero de ellos es la liberación una vez que reconoces la equivocación o el daño que hayas podido causar.
El hecho de perdonar y pedir perdón se suelta el dolor causado, se olvida el sentimiento de rabia y se recupera la confianza en una mismo y la tranquilidad.

Pero a veces es difícil pedir perdón. A continuación, algunos pasos para conseguirlo:

  1. Admitir y aceptar la culpabilidad:hacernos responsables de nuestros actos.
  2. Pedir perdón
  3. Preguntar como poder solucionar el error, es decir, nos ofrecer a reparar el daño ocasionado.
  4. Explicar porque nos hemos equivocado
  5. Mostrar arrepentimiento
  6. No tener reacciones impulsivas

En resumen,perdonar significa apaciguar la ira interior que queda tras el daño
recibido. Eliminar la sed de venganza, de dolor ajeno, supone restablecer el equilibrio y la justicia con el lado contrario de la moneda del mal. Perdonar no es olvidar los hechos, ni negar la realidad; no es humillarse ante el otro; es aceptar y reequilibrar los sentimientos a través del polo opuesto de quien te ha hecho daño.

Es importante por ello, perdonar no solo a la otra persona, también a uno mismo.

Adicción al cibersexo

0

La adicción al cibersexo, o al sexo a través de internet es un tipo de adicción sexual que origina serios problemas en el estilo de vida de la persona, afectando tanto en su vida social, económica y laboral. La adicción a este tipo de contenidos es y ha sido cada vez más frecuente y son numerosas las personas, tanto individualmente, como en pareja, que acuden a profesionales para resolver los problemas relacionados con esto.

Un último estudio de la unidad de investigación en Sexualidad y Sida, han encontrado que este tipo de dependencia afecta al 8% de la población, el 6% hombres y 2% mujeres, entre 25 y 50 años, y la mitad de todos con ellos con una relación de pareja estable.

¿Qué es el cibersexo?

Se refiere a la práctica sexual a través de internet. La forma más frecuente de referir el cibersexo es el encuentro sexual con otras personas a través de mensajes de chat que se convierte en un juego de roles sexuales, pero también se considera cibersexo a la visualización de portales pornográficos online, o a la participación en la actividad a través de fotografías o cámaras webs entre muchas otras prácticas.

Señales de alarma  

Es complicado detectar la adicción al cibersexo, ya que se tiende a negar y mentir si alguien intenta descubrirlo. La persona que es adicta no puede controlarlo, incluso percibiendo consecuencias negativas que esta adicción le está causando en su vida diaria.

Algunos de los comportamientos más frecuentes en una persona adicta al sexo son:

  • Cambios inesperados de humor
  • Incapacidad de no pensar en otra cosa que no sea el sexo online
  • Mentir a los demás sobre esa obsesión
  • Buscar con ansiedad momentos del día para conectarse
  • Perder acontecimientos vitales de su vida diaria
  • Gastar excesivo dinero en este tipo de práctica
  • Buscar experiencias sexuales cada vez más intensas
  • Estar conectado a internet cada vez periodos más largos
  • Pensamientos continuados y anticipados sobre la próxima conexión

Para poder superar esta adicción es importante que la persona sea capaz de renacer que tiene un problema, y la persona tiene que estar muy motivada para el cambio.

El tratamiento más común para este tipo de adicción es la terapia cognitivo conductual. Muy utilizada también en diversas adicciones y otros trastornos.

¿Qué es el miedo escénico y cómo superarlo?

0

La ansiedad que se siente al enfrentarse a una exposición en público se trata de una respuesta defensiva y perfectamente previsible del organismo. Un cierto nivel de ansiedad es positivo porque nos ayuda a estar más activos y centrados, aunque si el nivel de ansiedad es demasiado alto no nos permitirá desempeñar la acción correctamente y experimentaremos un elevado malestar. En este punto es donde surge el miedo escénico; se trata de una fobia específica, que se limita al miedo a hablar (o actuar de algún modo) delante un público determinado.

Causas

Es posible tener miedo escénico a hablar (actuar) en público y desenvolverte bien en situaciones sociales, gustarte relacionarte con las personas y tener muchos amigos.

Numerosos estudios han encontrado que este miedo se da en un elevado porcentaje de la población; por tanto quizás estemos ante un miedo innato, aunque dependiendo de los rasgos personales se puede presentar en mayor o menor medida.

  • En las personas en las que se produce una baja ansiedad puede incluso ayudar a activarlas más. Esta ansiedad va disminuyendo normalmente con el desempeño y la práctica.
  • En las personas en las que el grado de ansiedad es alto, se pueden encontrar conductas relacionadas con la evitación y puede llegar a provocar incluso bloqueo e inmovilización.

Este miedo escénico se da en mayor grado en personas que han sufrido de pequeños experiencias estresantes o desagradables relacionadas con este hecho en cuestión. Además, también se observa una cierta predisposición o susceptibilidad a desarrollar otro tipo de trastornos de ansiedad.

Síntomas del miedo escénico

Si sufres miedo escénico o miedo a hablar en público quizás puedas verte reflejado en los siguiente síntomas:

  • Pensamientos: miedo al ridículo, miedo al rechazo, miedo al fracaso, expectativas de fracaso, dar demasiada importancia a los errores, confusión de ideas, pérdida de memoria, autoexigencia, etc.
  • Síntomas físicos: intensa ansiedad previa a comunicarte con un público o simplemente con pensarlo o imaginarlo. Sequedad de boca, dolor de cabeza, manos o pies fríos, sudoración excesiva, respiración acelerada, rubor facial, escalofríos, malestar del aparato digestivo, estrés, náuseas, etc.
  • Conductas: evitar eventos en los que tengas que ser el centro de atención, posponer actuaciones, acabar lo antes posible con ese evento para huir en seguida.

Claves para superar el miedo escénico

El problema del miedo a hablar en público se puede solucionar. En caso de que el miedo tenga que ver con el aprendizaje por eventos traumáticos se trata de construir nuevas oportunidades de aprendizaje más positivas y que éstas se vean reforzadas. En el caso de que la tendencia personal sea a relacionarse con las interacciones sociales mediante el miedo, se pueden desarrollar habilidades que modifiquen estos síntomas.

A continuación se muestran algunas claves específicas para abordar este miedo concreto y específico.

Exposición gradual

Habla primero delante de pocas personas que no te produzcan tanta ansiedad y ve ampliando la dificultas con situaciones cada vez más complicadas (más personas, ambientes menos familiares o controlados, etc)

Diversificar estrategias

Puedes empezar a hablar en público en otras situaciones en las que no se te esté evaluando; por ejemplo, en un autobús público lleno de gente para solicitar algo en concreto. De esa manera irás adquiriendo la habilidad y perdiendo el miedo.

Preparación óptima

No es necesario que lo hagas el día antes si ya te sabes bien lo que vas a presentar. En este sentido, conocer bien de lo que vas a hablar y la estructura de lo que vas a decir te ayudará mucho.

Gestión de la ansiedad

Si una vez que estás inmerso en la exposición comienzas a notar algunos síntomas de ansiedad o bloqueo lo más recomendable es mantener la calma, no negarte a ti mismo que te acabas de poner nervioso, aceptarlo y actuar en consecuencia, sin tenerle miedo. Algo que puede ayudarte mucho es respirar de forma diafragmática y de forma controlada mientras te concentras en esa respiración que va provocándote una mayor relajación a medida que vas realizándola.

A tener en cuenta durante la presentación

Los errores son normales, acéptalos como parte del proceso y no pidas perdón por ellos, simplemente sigue adelante. Si sufres un bloqueo de memoria, continúa con el siguiente punto de tu presentación. Seguramente vuelvas a recordar y podrás volver atrás. Además, la mayor parte de las veces la gente no percibe que estás algo nervioso a no ser que tú digas que lo estás.